Política

Macri: «No nos vamos a quedar callados viendo como nos roban el futuro”

En la Marcha del Millón, Macri convocó a 460 mil personas. La marcha del "Sí, se puede"- “Marcha del Millón”- en el Obelisco para apoyar a Mauricio Macri convocó a casi 500 mil personas en la 9 de Julio y calles perpendiculares.

El Presidente encabezó en el Obelisco un multitudinario acto, a ocho días de las elecciones generales. Lo acompañaron Vidal, Larreta y Pichetto.

En la recta final hacia las elecciones, el presidente Mauricio Macri encabezó acto con masiva concurrencia sobre la Avenida 9 de Julio y reforzó su llamado para «dar vuelta» el resultado que obtuvo en las primarias y pidió «no caer en espejismos» de «las mismas promesas vacías de aquellos que tantas veces nos defraudaron».

«Vamos a seguir teniendo desafíos que enfrentar, pero no lo vamos a resolver volviendo a los mismos del pasado. No caigamos en espejismos, en las mismas promesas vacías de aquellos que tantas veces nos defraudaron con las mismas frustraciones de siempre, con los abusos que no queremos más, los privilegios defendidos con mentiras y patotas, no caigamos otra vez», apeló.

Seguido, el candidato a renovar su mandato por el frente Juntos por el Cambio agregó: «No dejemos que las dificultades nos hagan duda de lo que logramos, que nos hagan abandonar nuestros sueños que son lo más sagrado que tenemos».

“Estamos acá para decir que no nos vamos a quedar callados viendo como nos roban el futuro. No nos vamos a quedar callados por más que pensemos distinto. Ya lo vivimos muchas veces, con deditos, con atril, con canchereadas, con soberbia”, añadió.

​​Acompañado en el escenario por su esposa, Juliana Awada, y por su compañero de fórmula, el senador peronista Miguel Angel Pichetto, renovó su convocatoria a votar porque, insistió, la próxima elección tiene que ser la de mayor concurrencia desde la de 1983, en la que se impuso Raúl Alfonsín y determinó el regreso de la democracia.

«Tenemos que reconocer que somos una mayoría que muchas veces miró al silencio, a veces hasta con miedo, creyendo que la política era algo que había que mirar de lejos, que mejor no meterse porque nunca iba a cambiar. Y sin darnos cuenta fuimos regalando espacios, dejando el país en manos de unos pocos que se creyeron dueños del Estado y de lo público, que fueron por todo y hasta por nuestra libertad», evaluó.

El Jefe de Estado volvió a ensayar una autocrítica al indicar que «los problemas» que tuvo que afrontar su administración «fueron mucho más difíciles de lo que pensábamos y mucho más profundos de lo que imaginábamos».

«Y resolverlos lleva tiempo y ustedes lo saben«, manifestó, aunque también repasó algunas de las diferencias que instaló durante su presidencia con los gobiernos anteriores. Entre ellas, destacó que demostraron que «podemos hacer obras en todos los rincones de la Argentina sin corrupción», «dialogar» con los gobiernos provinciales y los sindicatos, y «hacer política social sin clientelismo».

«Nunca hicimos política dándole todo a los amigos y nada a los adversarios», afirmó.

Macri resaltó que los comicios del domingo 27 serán «la elección real» y volvió a diferenciar: «No es cualquier elección, es la que define nuestro presente y futuro por muchos años. Por eso quiero decirles a todos ustedes, a los que marcharon en todo el país, a los que miran por televisión, por celular, que hay que transformar esta energía en acción para convencer. Tenemos que salir a convencer a aquellos que todavía están dudando», manifestó el primer mandatario nacional.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.