Política

Consenso Fiscal: alivio a provincias por adenda será de $60 mil millones

El Presidente firmó con los gobernadores un acuerdo para frenar la baja de Ingresos Brutos e impuestos "distorsivos" hasta el 31 de diciembre de 2020.

El presidente, Alberto Fernández, selló con los gobernadores una adenda del Consenso Fiscalque se firmó en 2017, según la cual se puso un freno a la baja de Ingresos Brutos e impuestos «distorsivos» hasta el 31 de diciembre de 2020. Con esta medida, el Estado prevé un alivio fiscal de 60 mil millones de pesos para las 23 provincias y la Ciudad Autónoma.

A diferencia de la última modificación del Pacto, todos los gobernadores, con excepción de Gustavo Melella (que asumió este martes el cargo de gobernador de Tierra del Fuego), dieron presente en Casa Rosada junto a sus ministros de Economía, quienes por la mañana delinearon la letra chica del texto.

Otro de los principales puntos del texto consensuado fue la suspensión, por el término de un año, de los juicios iniciados por las provincias contra el Estado, «absteniéndose de iniciar procesos por idéntica causa, aquellas que aún no lo hubieran hecho.

En esta línea, la adenda prevé la creación de una Comisión de Evaluación del Impacto de la reducción del IVA y de Ganancias sobre la canasta básica de alimentos, que tendrá la función de las «proponer medidas y cursos de acción que posibiliten una solución integral, de carácter no judicial».

La adenda paraliza la baja que estaba prevista para el año próximo para impuestos como Ingresos Brutos, Sello e Inmobiliario. De esta manera, los mandatarios provinciales esperan «mantener la caja de recursos de las provincias«. Así lo manifestó Sergio Uñac (San Juan), al tiempo que advirtió que la medida no constituye «un cheque en blanco para poder subir los impuestos».

Acompañado por su par de Jujuy, Gerardo Morales, ambos gobernadores fueron los voceros encargados de brindar los detalles de lo que se firmó en el Salón Eva Perón, donde fueron recibidos por el Presidente, el ministro de Interior, Eduardo Wado de Pedro, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

«Con la suspensión de la cláusula se otorga libertad a las provincias para que, en caso de considerarlo necesario, utilicen las alícuotas máximas que se establecían para impuestos provinciales al año 2019. De esta manera, las Provincias se ven dotadas de un instrumento para gravar alícuotas de acuerdo a sus necesidades y criterios«, reza el texto oficial. Consignó Ámbito.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.