Policiales

Mediante el engaño los delincuentes ingresaron a vivienda donde golpearon a mujer para robarle

Según la información del Jefe policial de La Paz, Edgardo Corona, los asaltantes ingresaron a la vivienda de una mujer de 56 años de edad engañándola con el pedido de un vaso de agua. Los vecinos están en alerta y preocupados

«Había varias personas en el frente cuando la mujer atendió a la puerta de su casa. Le preguntaron por un apellido y ella les dijo que no lo conocía, entonces un masculino le pidió un vaso con agua», relató el funcionario policial de acuerdo a la denuncia de la víctima, que tras el hecho requirió atención médica por su estado de shock.

En medio de la calurosa mañana, la mujer le dijo al hombre que sí, que buscaría el agua solicitada. «Entró a la casa, arrimó la puerta y cuando acordó, ya estaban detrás de ella un hombre y una mujer», señaló Corona.

Los delincuentes ingresaron a la vivienda y de modo violento, «la condujeron para el dormitorio, la ataron y le pedían el dinero; la mantenían con la boca tapada y la delincuente mujer le pegaba en la boca con su mano», contó a La Sexta el jefe de la Departamental de Policía.

Entre las amenazas, «le decían que iban a matar su hijo«, hasta que «le sacaron dinero que tenía guardado en un ropero y se fueron por la puerta del frente«, informó el funcionario policial.

Tras el ataque seguido de robo, «ella logró salir afuera, llamó al marido y él nos avisó a nosotros, que implementamos un operativo cerrojo en cuestión de minutos«, indicó.

Por estas horas, la Fiscalía de La Paz y la Policía trabajan de manera conjunta para dar con los autores del hecho, a los que estarían cerca de atrapar. «Estamos trabajando y bastante avanzados», adelantó Corona.

«La mujer está bien, no está internada», concluyó el funcionario, y aclaró que «los delincuentes no estaban armados».

En este contexto, vecinos de la mujer golpeada y asaltada mostraron su preocupación por la magnitud de este hecho de inseguridad; «No se puede confiar en nadie«, dijo un vecino de la zona donde ocurrió el asalto. Agregando que; «Estas cosas no se vieron nunca en nuestra tranquila ciudad».

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.