Policiales

Ginecólogo asesinado: Tenía un balazo en la nuca y parte del cuerpo quemado

A Daniel Casermeiro lo buscaban en Córdoba desde el 19 de diciembre. Este jueves el cadáver apareció en una zona rural de la ciudad de San Francisco. El cuerpo del ginecólogo fue encontrado por un vecino. Ya hay un detenido.

La ciudad de San Francisco, de casi 70.000 habitantes y una de las más importantes del interior de la provincia de Córdoba, está conmocionada por la muerte del ginecólogo Daniel Casermeiro. Lo buscaban desde el 19 de diciembre, cuando desapareció misteriosamente. Lo encontraron este jueves calcinado en una zona rural.

El médico era una reconocida personalidad en la ciudad. Además de su tarea como ginecólogo, Casermeiro era un importante empresario de negocios inmobiliarios, no solo en la ciudad cordobesa, sino también en Bolivia.

Luego de que se constatara la identidad de Casermeiro, el cuerpo fue trasladado a la morgue, donde se realiza la autopsia para conocer más detalles sobre el crimen.
Los restos fueron encontrados en un camino rural de esa localidad del departamento de San Justo, muy cerca del límite con Santa Fe.

El cadáver tenía un balazo en la nuca y estaba incinerado en un 50%, según indicaron fuentes judiciales a Cadena 3.

El fiscal había señalado más temprano que analizaban «muchas pruebas», pero que la pista más importante es el móvil económico.

Desde el entorno de Casermeiro aseguraron a los medios que el ginecólogo no tenía motivos aparentes para desaparecer y que en los últimos días no se había mostrado preocupado más allá de lo habitual, y que tampoco estaba deprimido.

El hallazgo
El cuerpo del ginecólogo fue encontrado por un vecino en las cercanías de la localidad de Luxardo, el lugar en el que había sido visto por última vez, cuando detuvo su auto para comprar algunas bebidas, indicaron fuentes del caso a TN.

El cadáver estaba al costado de una vieja ruta, en cercanías a una balanza de pesaje de camiones que había sido allanada. Creen que sería de propiedad del médico, pero el dato no fue confirmado.

Tras el llamado del vecino, la policía llegó a la escena junto con personal del Ministerio Público Fiscal. El forense Mario Vignolo, uno de los especialistas con más experiencia de la provincia, también se acercó a la zona.

Desde que la familia denunció su desaparición se montó un operativo de búsqueda sin precedentes en la zona del este cordobés, que incluyó helicópteros, perros, drones y personal especializado de la policía y bomberos.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.