Director reconoció que falsificaba firmas de alumnos y se quedaba con dinero de becas

Image

 

En un juicio abreviado aceptó los cargos y la pena por los delitos de peculado y defraudación en perjuicio de la administración pública. El directivo, oriundo de Corrientes, cometió los hechos cuando era director de una escuela de La Paz.

La jueza del Tribunal Oral Federal de Paraná, Lilia Carnero, resolvió el viernes homologar el acta de acuerdo de juicio abreviado que suscribieron el 30 de abril en el despacho del fiscal general Ignacio Candioti, y los defensores Claudio García y Ciro Muzzachiodi, que representaron al imputado, Salvador Antonio García.

Así, tras recabar el consentimiento del imputado, resolvió condenar al directivo a la pena de dos años de prisión de cumplimiento condicional, inhabilitación absoluta perpetua, y el pago de las costas del juicio.

En el fallo, Carnero consideró que se probó que “el plan del autor era la de defraudar a los intereses de la Administración Pública, asumiendo en una única decisión la voluntad de apropiarse del dinero que debía ser entregado a los becarios mencionados, lo que permite encuadrar su conducta en los que la doctrina conceptualizó como delito continuado”.

El hecho

García compareció ante los estrados federales imputado de que “toda vez que durante el transcurso de 2006, y en su carácter de director de la Escuela de Educación Técnica Nº1 España de La Paz, provincia de Entre Ríos, sustrajo los fondos provenientes del Programa de Becas ‘Todos a Estudiar’ otorgado por el Ministerio de Educación de la Nación, cuya administración, percepción o custodia tenía a su cargo; para lo cual, procedió a simular las firmas de los beneficiarios, responsables y/o tutores y organismos de control del aludido Programa, en las planillas que se suscribieran para efectivizar el cobro de las becas en cuestión”.

Denuncia

La causa comenzó a sustanciarse a partir de la denuncia que realizó Alberto Manuel Peralta ante la Fiscalía de la ciudad de La Paz, donde dio “cuenta que se encontrarían firmas supuestamente apócrifas en las planillas de rendición y en recibos de cobro por los adjudicatarios y de avales sobre los mismos, referentes al plan de becas Todos a estudiar…”.

Además, según consta en la prueba que se recabó en la investigación, la “maniobra fue advertida por Raúl Guillermo Beltzer, en ocasión que asumiera el cargo de director de aquél establecimiento en reemplazo de García, a partir del 1° de septiembre de 2007; estimándose desde el Consejo General de Educación que su accionar irrogó un perjuicio al Fisco Nacional de 1.080 pesos; todo cuanto determinó al nuevo funcionario a realizar la denuncia correspondiente, ante la Fiscalía de Primera Instancia de La Paz, a cargo de Enrique Martínez”.

Tras la denuncia, el Juez de Instrucción de La Paz, dispuso el allanamiento de la escuela con el fin de “proceder al secuestro de la documentación referida a planillas de cobro y rendición del plan de becas Todos a estudiar año 2007”.

Modalidad

Entre las irregularidades advertidas a partir del cúmulo de manifestaciones acompañadas a la causa, se recabó que: “1) el mismo consistía en asistir a clases de apoyo rendidas en la Escuela a fin de promocionar materias pendientes y/o previas, haciéndose entrega de una beca de 80 pesos en su inicio , y cuotas sucesivas de 40 pesos cada una. 2) a la par, se observó que -en ciertos casos- se proveyó una suma única de 400 pesos, abonado mediante un cheque que debía ser presentado para su cobro ante el Banco Nación. 3) el período que abarcaba el plan estaba dado desde el mes de Marzo al mes de Diciembre de cada año lectivo. 4) en la ocasión de efectivizar su entrega al beneficiario, debían concurrir ante García -en su carácter de Director del establecimiento educativo- el alumno, junto con su padre y/o tutor, a los fines de suscribir las planillas de recibo correspondiente”.

Pericias

La jueza destacó que “con precisas pericias, se determinó que no existe correspondencia entre las signaturas cuestionadas de las planillas de rendición escolar del año 2006 con las ofrecidas como genuinas, concluyéndose que siete becados no rubricaron la totalidad de las firmas atribuidas en las planillas de rendición de becas 2006 y parte de 2007, y por lo tanto tampoco percibieron sus montos”. En el mismo sentido consideró que “se estableció que los adultos responsables (madres y/o tutores) tampoco rubricaron todas las planillas de cobro”.

En el fallo se dejó constancia de que una pericia de un perito contador determinó que “el perjuicio total es de 1.480 pesos al 1 de noviembre de 2007”, añadiendo que “si se consideran las irregularidades planteadas el perjuicio total es de 4.241,58 pesos y si los peritos calígrafos constatan las irregularidades en la percepción de la beca Todos a Estudiar para los beneficiarios correspondientes, el perjuicio total ascendería a  4.080 pesos y se le suma la irregularidad advertida la suma alcanza a 6.814,58 pesos”.

_Néstor Belini / coordinacion@eldiario.com.ar

 

Envianos a: agenciainfopaer@gmail.com

 

Seguínos en las redes sociales e informate primero

 

 

Seguinos en Facebook